El arsénico es más famoso por ser un veneno mortal. Sin embargo, el arsénico orgánico es en realidad un nutriente esencial y se pueden encontrar hasta 20 miligramos (mg) de este nutriente en el cuerpo humano. En este artículo discutiré este nutriente con mayor detalle y le proporcionaré un resumen de sus funciones principales, las mejores fuentes de alimentos, las cantidades diarias recomendadas (RDA) y los efectos potencialmente adversos de consumir demasiado o muy poco.

1) DESCUBRIMIENTO:

Los antiguos sabían del arsénico y se cree que fue extraído por los chinos, los egipcios, los griegos y los romanos. En 1250, Albert Magnus (conocido como Magnus el griego) se convirtió en la primera persona en aislar el arsénico calentando oropimente (un compuesto de arsénico) y jabón juntos.

2) FUNCIÓN:

El arsénico a menudo se considera un veneno peligroso. Sin embargo, en realidad hay dos formas de este elemento; orgánico (un nutriente esencial que proviene de plantas y animales y no es tóxico) e inorgánico (una sustancia venenosa que proviene del suelo y el agua y puede ser tóxico en cantidades muy pequeñas). Si bien el papel exacto del arsénico orgánico en el cuerpo no está claro, la investigación sugiere que puede apoyar el metabolismo de la metionina (un aminoácido esencial que se necesita para el crecimiento adecuado), controlar la expresión génica, apoyar la salud reproductiva y tratar los problemas digestivos.

3) RDA:

Como el arsénico se ha clasificado recientemente como un nutriente esencial, no tiene una RDA oficial. Sin embargo, la mayoría de las fuentes recomiendan consumir entre 0.0125 miligramos (mg) y 0.025mg de este nutriente cada día. El arsénico orgánico no tiene límite superior tolerable (TUL) y no se considera peligroso consumir niveles altos. Sin embargo, consumir 1 mg o más de arsénico inorgánico es peligroso y puede provocar una serie de síntomas desagradables.

4) FUENTES DE ALIMENTOS:

La mayoría de los alimentos contienen algo de arsénico orgánico, lo que significa que la mayoría de las dietas le proporcionarán niveles adecuados de este nutriente. Dado que el arsénico es una adición relativamente nueva a la familia de nutrientes esenciales, aún no se conocen las cantidades exactas en los alimentos. Sin embargo, grupos de alimentos como panes y cereales (0.00245 mg por 100 gramos (g)), grasas y aceites (0.0019 mg por 100 g), pescado (0.1662 mg por 100 g) y carnes (0.00243 mg por 100 g) se consideran buenas fuentes o arsénico orgánico.

5) SINTOMAS DE SOBREDOSIS:

El arsénico orgánico (el tipo principal que se encuentra en los alimentos) no tiene síntomas conocidos de sobredosis, incluso cuando se consumen grandes cantidades. Sin embargo, se sabe que el arsénico inorgánico (que en raras ocasiones puede contaminar los suministros de agua) es tóxico en dosis de 1 mg o más y puede causar anemia (un recuento bajo de glóbulos rojos), arsenismo (una afección que conduce al desarrollo de piel córnea). y un cambio en la pigmentación de la piel), cáncer, depresión, problemas gastrointestinales, daño hepático, daño a los nervios y, en el peor de los casos, la muerte.

6) SÍNTOMAS DE DEFICIENCIA:

Como se discutió anteriormente, el arsénico se encuentra en casi todos los alimentos, por lo que una deficiencia es rara. Si se desarrolla una deficiencia, puede conducir a un crecimiento anormal, problemas cardíacos y problemas esqueléticos.