El álbum Lonely Hearts Club Band de The Beatles Sgt Pepper ha sido aclamado universalmente por la crítica y los fanáticos como uno de los mejores álbumes que se han hecho, si no EL mejor álbum que se haya hecho. La revista Rolling Stone otorgó los máximos honores récord en su lista de mejores álbumes de todos los tiempos. Claramente, el álbum fue un gran avance en el momento de su lanzamiento, debido al uso de los avances más importantes de los Beatles en la tecnología de grabación. ¿Pero fue realmente el mejor álbum de todos los tiempos?

El principal inconveniente de Sgt Pepper es que está sobreproducido y suscrito, y contiene varios otros defectos que no existen en otros discos de los Beatles. Sí lo dije. Hay algo mal con el sargento Pepper, y es, con mucho, el álbum más sobrevalorado en el catálogo de los Beatles, y posiblemente el álbum más sobrevalorado de todos los tiempos. Aquí están los argumentos:

1) Sobreproducido: los efectos estéreo son demasiado exagerados, con voces u otros sonidos desplazados hacia la izquierda o hacia la derecha, lo que indica un uso excesivo de la nueva oportunidad de los Beatles para mezclar un disco en estéreo multipista. Los álbumes desde entonces, incluso los álbumes de los Beatles producidos posteriormente, no hacen uso de este panorámico estéreo truculento a menos que el efecto esté diseñado para ser extremo. En el caso de algunas de las melodías de Sgt Pepper, la panorámica extrema sirve como una distracción en lugar de una mejora.

2) Suscrito: dado que el sargento Pepper tiene algunos de los mejores trabajos de los Beatles, en forma de "With a Little Help From My Friends", "Lucy in the Sky With Diamonds" y la maravilla mágica de "Being For the Benefit of Mr . Kite ", a menudo se pasa por alto que estas melodías notables se encuentran justo al lado de algunas de las canciones más mediocres de los Beatles. Compara las canciones de Sgt Pepper con otros discos de los Beatles que vinieron antes (Revolver, Rubber Soul) o después (The White Album, Abbey Road), y notarás que hay varias pistas que no aparecen tan pulidas como los Beatles. ' mejor trabajo.

Tome "She's Leaving Home", por ejemplo, que pinta un retrato melancólico de la vida problemática de una niña, usando una sección de cuerdas en el fondo para enfatizar el drama. Es razonablemente efectivo, pero compárelo con "Eleanor Rigby", la canción destacada de Revolver, que logró un tema muy similar con resultados muy superiores, tanto melódicos como líricos, y en la calidad memorable de los arreglos de cuerdas. Si una grabación de ese calibre hubiera estado en Sgt Pepper en lugar de "She's Leaving Home", habría mejorado el álbum de manera inconmensurable.

A continuación, eche un vistazo a "Lovely Rita", "Getting Better" y "Good Morning, Good Morning", el último de los cuales el propio John Lennon incluso descartó como relleno olvidable años más tarde al distanciarse de la idea de que el sargento Pepper era un "álbum conceptual". Los fanáticos rara vez mencionan estas canciones como favoritas, no se consideran éxitos o canciones clásicas de los Beatles, y francamente son un poco tontas y carecen de prestigio en comparación con el mejor trabajo de los Beatles. No hay nada de malo en tenerlos en un álbum de los Beatles, pero su presencia resta valor a la idea de que Sgt Pepper es una obra maestra musical.

3) Paul arruinó "A Day in the Life": este final de álbum de ensueño, cuya estructura principal fue compuesta por John Lennon, tiene una sección intermedia desafortunada escrita aparentemente demasiado rápido por Paul McCartney. Un oyente honesto se estremecerá un poco cuando Paul tropiece con la frase incómoda de la línea "subió y fumó, luego alguien habló y yo entré en un sueño", que tiene demasiadas sílabas para la melodía y carece de la semántica cuidadosa habitual de la composición típica de Paul. Está claro que la idea era presentar un "día en la vida" contrastante con los vagos meandros de los versos de John, pero simplemente no se sostiene y se sienta como una verruga en el registro, una idea decente mal ejecutada.

4) Dejaron de lado las dos mejores canciones: como muchos fanáticos saben, las sesiones de grabación que engendraron al sargento Pepper en realidad comenzaron con la grabación de dos de las pistas indiscutiblemente mejores de los Beatles, "Penny Lane" y "Strawberry Fields Forever", que fueron lanzados meses antes del sargento Pepper como un sencillo doble A-sided. Sir George Martin ha dicho desde entonces que uno de sus mayores arrepentimientos fue no aferrarse a esas canciones para incluirlas en el sargento Pepper, donde seguramente habrían desplazado material más débil como "Lovely Rita" o "She's Leaving Home". Si se hubieran incluido, ambas canciones también habrían reforzado el tema del álbum "concepto", que se supone que incluye recuerdos de la infancia, explorados dentro de una atmósfera de circo, interpretados por una banda ficticia. Tal como está, este tema no es servido en absoluto por las melodías más débiles, y el álbum no se sostiene en retrospectiva como ningún tipo de álbum conceptual, especialmente cuando se compara con obras maestras de rock posteriores como The Who's Tommy, que mantiene, se expande, y nutre su tema hasta el final.

Como fanático incondicional de los Beatles, amo al sargento Pepper, ya que amo cada álbum de los Beatles, pero creo que es una declaración precisa decir que el álbum está sobrevalorado cuando se lo aclama como el mejor trabajo de los Beatles. Otro disco como Revolver, Abbey Road o incluso Rubber Soul se sostiene mucho mejor canción por canción y merece ese honor.

Los nuevos álbumes remasterizados salieron este año y han recibido críticas muy favorables, por lo que los fanáticos de los Beatles ahora pueden apreciar la música en un formato mejorado frente a todo lo que se haya lanzado anteriormente. De hecho, los Beatles lanzaron recientemente la caja estéreo en forma de una manzana USB de los Beatles, y las revisiones de ese producto incluyen el hecho de que tiene un formato de audio llamado FLAC de 24 bits que es superior a los CD, por lo que los fanáticos y los verdaderos los audiófilos pueden volver a visitar todos los álbumes en un formato de audio de mayor calidad y tener toda la colección de los Beatles en una unidad USB.